Necesitamos ser exceptuados del reperfilamiento de deuda

A principios del mes de octubre entró en vigencia la postergación de los vencimientos de títulos de corto plazo, posponiendo pagos de duda por más de 100 mil millones de dólares.

La norma dispone que las obligaciones de pago correspondientes a estos títulos serán pagadas en cuotas a los tenedores institucionales.

Con este contexto como escenario, el Arq. Gustavo Beveraggi participó del programa “Lo Justo y Necesario”, donde que “los argentinos debemos tomar conciencia de la afectación que genera no solo en la economía nacional sino en los sistema como los nuestros que son para profesionales, donde solo tenemos ingresos por los aportes de los afiliados o de la comunidad vinculada en la que participamos. Lo que conlleva impactos en muchas áreas como por ejemplo la necesidad de reprogramar deuda.”

Asimismo, Beveraggi especificó que por Decreto de Necesidad y Urgencia 596/19 “se reprogramaron los cumplimientos de vencimientos de letras de tesorería emitidas por el gobierno. Muchas de esas letras están contenidas en los esquemas de inversión de nuestros sistemas que se han visto afectados de forma directa, porque varias de nuestras Cajas invierten en gran parte de la deuda emitida por el propio Estado argentino y las Provincias. Eso ha afectado al fondo de garantías de sustentabilidad; una afectación directa de los beneficios actuales, de dinero puesto a inversión para el reconocimiento de beneficios y el impacto a largo plazo es altísimo; teniendo en cuenta que nuestros sistemas no pueden ser deficitarios”. Por lo tanto considerando esta situación, la Coordinadora ha solicitado al Ministerio de Hacienda que exceptúe a las Cajas Profesionales de ese reperfilamiento porque obviamente sus inversiones no tienen un contenido especulativo.