Gustavo Beveraggi en lo Justo y Necesario: “en Argentina tenemos 1.200.000 adultos mayores viviendo solos”

El Secretario General de la Coordinadora, Arq. Gustavo Beveraggi, fue invitado al programa de A24 “Lo Justo y Necesario” para debatir sobre la situación de los adultos mayores en Argentina, la soledad que atraviesan, y las políticas públicas que se están llevando a cabo para abordar la problemática.

Con números preocupantes que indican que en nuestro país más de 1.2 millones de adultos mayores de 65 años viven solos, y que más de 250 mil dicen sentirse abandonados, Beveraggi aseguró que “la soledad produce un daño similar a fumar 15 cigarrillos por día. Esto es de un atendimiento urgente, con diferentes alternativas  que se están comenzando a pensar.  Si bien este es un tema que debe atender el estado, la sociedad entera también debiera prestarle atención, dedicándose a pensar alternativas en las que todos podamos llegar a vernos involucrados. La Seguridad Social de la Argentina no sólo pasa por ANSES”.

En esta línea, el Secretario General de la Coordinadora dijo que “las políticas públicas están un poquito retrasadas. Hay que mejorarlas, pero educando a la población. Por eso estamos intentando de introducir estos temas en los diferentes niveles de educación, inclusive arrancando desde el jardín de infantes, enseñándoles a los chicos lo que significa ser un adulto mayor, y  vinculando a los abuelos con los nietos.”

Con la esperanza de vida en alza permanente, y a raíz del problema de envejecimiento poblacional que tienen, diferentes países del mundo – en especial Gran Bretaña-  han desarrollado efectivos programas de acompañamiento para las personas de la tercera edad: en Suecia, por ejemplo, las mascotas adquieren un rol fundamental como compañía. En Estados Unidos existe la terapia de la escucha, en Alemania hay varios centros multigeneracionales, en China existe la ley de Protección de ancianos y en Japón el aislamiento cero.

“Estamos viendo algunas alternativas de cómo en el mundo se está encarando el tema. La cuestión a resolver es evitar que el adulto mayor se separe del núcleo de la sociedad, porque ahí es donde comienza a producirse el aislamiento que deriva en una soledad que puede ser problemática”, concluyó Beveraggi.