La Coordinadora Provincial de Cajas de Santa Fe estableció su estatuto y nuevas autoridades

A más de 20 años del nacimiento de la institución, la Coordinadora Provincial de Cajas de la Provincia de Santa Fe finalmente estableció su estatuto y renovó sus autoridades. Para el cargo de Secretario General se eligió al Dr. Hernán Fino, que a su vez es presidente de la Caja de Jubilación de Abogados y Procuradores de la Provincia de Santa Fe.

En relación a los nuevos desafíos, el Dr. Fino dijo que “esto es un cambio importante porque la institución existe hace 20 años pero no tenía una reglamentación. La idea ahora es darle una institucionalidad y darle una mayor impronta para poder llevar criterios unificados de la problemática de los profesionales de nuestra provincia, y traerlos a la Coordinadora Nacional para poder trabajarlos y compartir experiencias”.

Con la convicción de la necesidad de una formación permanente, el Dr. Fino explicó que “queremos que la Coordinadora Provincial puede trabajar también para capacitar a los dirigentes de los distintos Colegios y Cajas para darle capacitación en temas económicos. Yo por ejemplo soy abogado y me toca administrar el dinero de todos los abogados y necesitamos estar capacitados para eso. También la posibilidad de participar de la Diplomatura de este tipo de instituciones”.

Con apenas 42 años, el Dr. Fino tiene un largo camino transitado como dirigente. Antes de convertirse en Secretario General de la Coordinadora provincial, y antes de ser Presidente de su Caja, fue Director del Colegio de Abogados de Rosario y tuvo una participación activa en el gremio.  “Mi profesión es altamente individualista, pero las Cajas Profesionales son la expresión más solidaria. Entre todos los abogados decidimos darnos una jubilación y una salud digna y de calidad, y la vocación por administrar la cosa pública nace desde siempre”, explicó sobre su involucramiento en las instituciones.

En paralelo mantiene su actividad privada, en un estudio en el que trabaja con su hermano y en el que ni siquiera tiene secretario. “Yo me hago mis cédulas, mis oficios, así que estoy colapsado pero feliz”, dijo el Dr. Fino y agregó “esto me lleva todo el tiempo, y un tiempo que lamentablemente se lo robo a la familia, mi hija de ocho años me llama cada quince minutos para ver donde estoy”.